Collipulli concentrará al país criador en 2020

José Roberto Standen comparte las primeras aproximaciones relativas al rol que tendrá como organizador principal de la Exposición Nacional de Caballos Raza Chilena y 16° Final Nacional de Rodeos para Criadores Collipulli 2020.

El pasado fin de semana tuvo lugar el extenso Consejo Superior de la Federación de Criadores de Caballos Raza Chilena en Coyhaique, ocasión que incluyó una elección parcial de Directorio con una mujer dentro de las escogidas y la designación de Collipulli como sede de la Exposición Nacional de Caballos Raza Chilena y 16° Final Nacional de Rodeos para Criadores 2020, una adjudicación esperada enormemente desde hace años.

A continuación, conoce las impresiones generales y específicas de José Roberto Standen, Presidente de la Asociación de Criadores de Caballos Raza Chilena de Malleco, sobre lo tratado en el Consejo Superior referido y especialmente, respecto a la organización que tendrá que conformar y liderar durante los próximos veinte meses.

—En general ¿Con qué sensación se vino Coyhaique?

—Los resultados son espectaculares. Hay un espíritu de trabajo en equipo que pone como primera prioridad al caballo chileno, tanto de los directores como de los presidentes de asociaciones; hay interés de ambas partes de avanzar en mociones que versen tanto sobre la funcionalidad del caballo en otras pruebas ecuestres como también sobre mejorar la participación de las asociaciones en todas las modificaciones. Ahora, podemos concluir como enseñanza que unidos somos una gran fuerza: cuando el Directorio y los presidentes trabajan por el caballo se nota; esa es la gran enseñanza de este Consejo Superior realizado en Coyhaique.

—También nos dimos cuenta que todo resulta cuando se quiere hacer algo y se pone corazón, como fue el caso de Marchigüe, que era una asociación pequeña, dando una demostración de grandeza tremenda al organizar la Final Nacional hace unos meses; se nota cuando hay interés de una asociación por hacer un espectáculo de magnitud, Marchigüe nos dio una clase de cómo hacer las cosas bien.

—¿Qué evaluación hace de las mociones aprobadas y de la renovación parcial de Directorio?

—En cuanto a las mociones, por supuesto que siempre hay mucho que mejorar, esa fue la gran enseñanza; creo que debemos mejorarlas, incluso debemos conversarlas antes entre los presidentes para simplificarlas, escuchar otras visiones sin sesgarlas ni cortarlas, sino que hacerlo con el fin de darles un sentido más práctico, más funcional, así aprovechamos mejor los días en que trabajamos en ellas.

—Y sobre la renovación parcial de Directorio ¿Qué le pareció la incorporación de una mujer?

—Los cuatro candidatos eran espectaculares (Abel Bravo, Sebastián Dabed, Elizabeth Kassis y Pedro Santamaría), debemos agradecer siempre que existan personas de esa calidad humana dispuestas a trabajar por nuestro caballo. Y el hecho de que una mujer esté integrando el Directorio por cierto que le da un plus, sobretodo una persona como Elizabeth Kassis que es criadora, participa activamente y tiene un ángel, una cercanía especial con los caballos.

—Repito, los cuatro son muy buenos, los tres que resultaron electos y también la persona que quedó fuera: Abel Bravo es un tipazo, un tremendo hombre, abogado y criador; la juventud de Sebastián Dabed es la que se necesita, precisamos de gente joven dentro del Directorio, sobretodo Sebastián que es criador, corredor, proviene de una familia criadora y corralera, lo que se suma a que representa al norte de Chile, la zona que hace el mayor esfuerzo en cuanto a la crianza por las condiciones totalmente adversas de su entorno; y por último, Elizabeth Kassis, una persona que representa lo que hoy requerimos, participación femenina, que ha sido siempre nuestra bandera de lucha, he pedido siempre que las mujeres participen en los cargos y Malleco es una clara muestra de ello.

—Conversemos ahora sobre la gran buena nueva para Malleco, la organización de la Exposición Nacional de Caballos Raza Chilena y 16° Final Nacional de Rodeos para Criadores 2020, ¿Cómo se logró adjudicar la sede?

—Este resultado fue producto de hacer las cosas bien y demostrar durante todos estos años, el interés de organizar el evento en 2020. Pero también quiero resaltar a Ñuble, asociación que bajó su candidatura producto de la postulación de Malleco; quiero resaltar a Mateo Rodríguez (Presidente de la Asociación de Criadores Raza Chilena de Ñuble), quien cuando supo que tenía que darle su venia a Collipulli, lo hizo de manera muy sentida, diciendo que ello se había pedido desde hace mucho tiempo, bajando su candidatura y dando paso a una aprobación unánime de los presidentes.

—Así apelamos a la grandeza de todos los presidentes para que Malleco pudiera tener la misma oportunidad que tuvo Marchigüe, porque en esta materia siempre ha existido mucho interés por ser sede, pero aquí prevaleció el aprecio que le tienen a nuestra asociación, lo que se ha construido a partir de sus logros y del trabajo que hemos realizado: somos campeones nacionales de rodeo, existen títulos nacionales de morfología y una tremenda participación en exposiciones, entonces con esta decisión, el Consejo Superior confirmó nuestro gran trabajo.

—¿Qué percepción tuvo el Directorio y los presidentes de asociaciones toda vez que se adjudicó la sede?

—Los presidentes demostraron su satisfacción con abrazos y aplausos en su totalidad, lo que sentí de forma muy acogedora. De hecho, no hubo mayor dificultad para la elección: cuando comenzó el proceso y tras el hidalgo retiro de Ñuble, inmediatamente recibimos un aplauso general del Consejo Superior, eso fue muy reconfortante.

—¿Cómo se perfila la organización de aquí hacia adelante?

—Ahora solamente nos queda trabajo, trabajo, trabajo. Tenemos veinte meses para formar comisiones, un gran equipo organizador, modificar algunas cosas, presentar otras nuevas, hablar con nuestras autoridades y dar un ejemplo global de trabajo transversal, porque no es algo que sea nuestro, es del país criador, vamos a tener de visita a gente de todo Chile que va a venir a ver el evento, debemos demostrar todo lo que hemos ido aprendiendo estos años y el año que nos queda, porque el próximo enero debemos ir a Santa Bárbara a apoyar a la Asociación Biobío y a su Presidente Salvador Larraín.  

—Queremos desarrollar un evento que quede en la historia de las finales nacionales, dejar una vara altísima por nosotros mismos, por un concepto de hacer las cosas bien.

—¿Cómo se imagina esos días de enero de 2020?

—Me imagino una medialuna llena, queremos quince mil personas durante esos días, para ello vamos a desarrollar un programa que nos permita tener todas las instalaciones adecuadas para recibir ese volumen de espectadores: al menos veinte restaurantes dentro del recinto, estacionamientos para dos mil vehículos, pesebreras para todos los caballos, ampliar la medialuna y su perímetro, en fin, tener todo para que participantes y público se sientan muy agradados.

Publicaciones relacionadas

Leave a Comment