Federico Guzmán, Premio a la Trayectoria 2016/2017

Histórico socio del Club Los Sauces, “Lico” Guzmán ha vivido gran parte de sus 81 años inmerso en la actividad huasa, participando en los rodeos de ayer y hoy, e incluso desempeñándose como Presidente de la Asociación entre 1978 y 1982.

Hijo del matrimonio conformado por Federico Guzmán y María Isabel Martínez, Federico Mario nació el 30 de septiembre de 1935 en Lautaro.

De aquel pueblo también era oriundo su padre, un equitador de fuste que con el paso de los años se incorporó a las corridas de vacas, participando junto a grandes glorias del ayer como Avelino Mora y los afamados hermanos Santos. Así nació en las patas de los caballos.

La infancia de “Lico” fue un tránsito permanente entre el campo familiar y su ciudad natal, un recorrido de 30 kilómetros realizado únicamente a caballo, haya sido invierno o verano. Hasta 1947, cuando los Guzmán Martínez se trasladaron a la provincia de Arauco.

En esos años, cada campo o hacienda contaba con medialuna y criadero de caballos para realizar las típicas faenas agrícolas de predios dedicados nada más que a los cereales y la ganadería. Conminados por uno u otro amigo, los fines de semana se reunían en alguno de esos redondeles “para echar unas carreritas”.

En Los Sauces para siempre.

Asentado en Los Sauces desde 1955, se convirtió en pionero de la actividad huasa al fundar el actual Club Los Sauces con su padre y construir la primera medialuna de la zona. Por eso, aunque hoy resida en las cercanías de Angol, desde la mitad del siglo pasado no se le puede vincular a ninguna agrupación corralera que no sea la de su pueblo “de toda la vida”.

Así, junto a una incipiente carrera deportiva, comenzó a desarrollar una veta dirigencial que lo llevaría a ser Presidente del Club Los Sauces en tres o cuatro ocasiones distintas y Presidente de la Asociación entre 1978 y 1982, recibiendo las riendas mallequinas de Jorge Aguirre y entregándoselas a Kamal Gazaue. Incluso hoy, con 81 años en el cuerpo, se desempeña como Vicepresidente de la entidad saucina.

Compañeros de ayer y hoy.

Empezó a correr regularmente desde mediados de la década de 1950 junto a su padre, sobre una collera mixta que atajaba la vaca y movía a la rienda, época donde había un altísimo número de participantes y un mismo ejemplar servía para ambas disciplinas. Por aquellos años tuvieron una segunda pareja, los caballos Mañoso y Huraño que lo formaron como jinete.

Avanzando en el tiempo, tuvo ocasión de acompañar al experimentado René Guzmán en una fecha del Club Cañete sobre Ensarte y Taponazo, collera a la que le faltaba el requisito para participar en el Champion de Rancagua. Completos tras ganar la competencia, los potros de Aquiles Guzmán terminaron convirtiéndose en campeones de Chile con la monta de “Oco” y Boris Guzmán.

Entre otros compañeros destacados de “Lico” aparece el fallecido Genaro Ayala (“un caballero, un gran arreglador y un muy buen corredor”), Juan de Dios Amigo, “Lilo” Dufey, Pablo Franco, Alfredo Gazaue y Ceferino Temer. Y luce como actuación más prominente, la participación que tuvo en los Rodeos Clasificatorios de Osorno y San Carlos con “Lalo” Barbieri sobre Arauco y Relincho.

Así llega a los tiempos actuales, donde ha disfrutado corriendo productos de su Criadero Los Sauces con su hija Carolina, una de las tres descendientes que tiene fruto del matrimonio con Wally Kramer.

Por todo lo relatado en esta publicación y por mucho más que se queda en el tintero, Federico Guzmán fue galardonado con el Premio a la Trayectoria de la Temporada 2016/2017.

Publicaciones relacionadas

Leave a Comment