Las fichas de Malleco están puestas en Peleco

En la antesala del Champion de Chile 2018, conversamos con Gustavo Valdebenito sobre el estado de ánimo, la preparación de caballos y jinetes, las expectativas, la meta propuesta y la collera de Peleco a la que le pone las fichas, que para sorpresa de muchos, no se trata de Compadre y Caballero.

Mañana en la mañana, cuando el plantel de la familia Valdebenito llegue hasta las instalaciones de la Medialuna Monumental de Rancagua para participar en el 70° Campeonato Nacional de Rodeo, lo hará con cartel de favorito: primero, porque desde hace diez años, Peleco figura en el radar de la afición corralera como gran animador de las finales rancagüinas; segundo, por el buen nivel mostrado en el selectivo lautarino que lo tiene con una collera inscrita directamente en la planilla del domingo en la tarde; y tercero, por el mayor fiato alcanzado por Gustavo Valdebenito y Cristóbal Cortina en su segundo año corriendo juntos.

Igual que para la edición anterior, todas las fichas de Malleco están puestas en el plantel purenino. Tras la participación de seis parejas de la Asociación en los Rodeos Clasificatorios (Lautaro y Pemuco), tres adquirieron el derecho de correr en la septuagésima versión del Champion de Chile: las tres del Criadero Peleco con Gustavo Valdebenito y Cristóbal Cortina en Mañanera-Polenta, Compadre-Caballero y Mono Mono-Messi. Sobre el estado de ánimo, la preparación de caballos y jinetes, las expectativas, la meta propuesta y la collera predilecta, Gustavo Valdebenito habló con rodeomalleco.cl.

—¿Cómo están los caballos y los jinetes de Peleco para el Campeonato Nacional?

—Los caballos están bien, están sanitos; “El Toto” (Cristóbal Cortina) anduvo ahora el lunes, vino por el día, pa’ echarle una corrida a los caballos, aprovechamos de correr otros caballos nuevos para ir afinando puntería, pero bien, están súper bien, esperando que llegue el día y la hora.

—¿Cómo está el ánimo?

—El ánimo está bueno, quizá de repente da como un poquito de miedo por tanto favoritismo que da la gente, pero a la vez contento y felices por el apoyo que nos dan y porque se sienten identificados con nosotros.

—A propósito, ¿Cómo reciben que las apuestas de la prensa especializada las comande Peleco?

—La verdad que da miedo, para qué decir una cosa por la otra, pero uno propone y Dios dispone. Creo que hemos trabajado bien, de la mejor forma posible y nosotros estamos pasando por un buen momento como compañeros con “El Toto”, así que a esperar nomás, a tratar de que se nos presenten las cosas y si Dios quiere, tratar de andar lo más arriba posible.

—¿Cómo ha sido la preparación desde Lautaro a la fecha?

—Todo normal, todas las semanas viene el veterinario a revisar los caballos, el trabajo es el mismo prácticamente, no se les va a cambiar el trabajo y más que nada, preocupados de que estén físicamente bien, en óptimas condiciones y se notan bien, es de esperar que se nos presente la cosa, que esté la suerte con nosotros.

—¿Hay alguna confianza distinta por el hecho de tener una collera directa en la planilla del domingo en la tarde?

—No sé si confianza distinta, pero sí una tremenda tranquilidad en el sentido de que los caballos se van a correr harto menos; el Caballero con el Compadre van a llegar prácticamente a la final nomás, es una tremenda ventaja. Pero confianza no, decir que hay confianza o que estamos confiados no indica nada, hubo un excelente rendimiento en Lautaro, pero Lautaro fue Lautaro, Rancagua es otra cosa, es otro día, es otro rodeo; un bonito premio pasar directamente a la final pero se queda ahí nomás.

—¿Cuál es la meta?, ¿Con qué quedarías contento?

—Creo que tratar de premiar las dos parejas que nos quedan y si corremos el cuarto animal, sería una temporada maravillosa.

—O sea, con el cuarto animal, estaría cumplida la expectativa de Peleco…

—Creo que sí, porque más arriba es soñar nomás; uno puede pedir o puede querer muchas cosas, pero de ahí a que se den, hay que ser bien realista igual. Pero creo que una meta alcanzable, siendo una meta difícil, es correr el cuarto animal.

—De las tres colleras, ¿A cuál le pones las fichas?

—A Mono Mono y Messi, está en que los premiemos. Andan bien los potros, los conocemos más igual porque nos cambiamos de monta el lunes antes de Lautaro, sobretodo yo que prácticamente ni siquiera había corrido en la casa al Mono Mono, en cambio “El Toto” había corrido hartas veces al Messi.

—¿Algún saludo final?

—Un saludo pa’ toda la gente de Malleco nomás, vamos a tratar de representarlos de la mejor forma posible, dejar a la Asociación en lo más alto posible.

A igual que el año pasado, toda la Asociación transmite a nuestros jinetes los mejores parabienes y deseos de éxito en su cometido rancagüino; nos encantaría verlos en la final del domingo por la tarde bailando cueca como lo han hecho en tantas otras ocasiones, aunque de antemano les reconocemos que por el sólo hecho de estar allá, el éxito ya ha sido conseguido ¡Vamos Peleco!

Related posts

Leave a Comment