Las sonrisas que la hipoterapia dejó en Traiguén

La semana pasada se puso término al Proyecto «Terapia Deportiva con Caballo» aprobado por el Gobierno Regional de La Araucanía y ejecutado por socios del Club Traiguén, iniciativa que sólo deparó sonrisas durante su ejecución.

Todo comenzó el miércoles 06 de abril de 2016, fecha en que se dio el vamos a una alianza entrañable: niños con capacidades diferentes y el caballo chileno.

Aquella jornada, en las instalaciones del Club Traiguén, se dieron cita autoridades locales, socios de la entidad corralera, voluntarias de la agrupación Damas de Lila y alumnos de la Escuela Especial Las Lilas, todos quienes con esperanza, ganas y algún dejo de incredulidad, lanzaron el Proyecto “Terapia Deportiva con Caballo” aprobado por el Gobierno Regional de La Araucanía, dirigido a treinta y nueve alumnos del establecimiento.

Ejecución del proyecto (por Susana Rose).

Los niños con capacidades diferentes son exactamente eso, diferentes según los cánones que la sociedad establece arbitrariamente como normales, pero, a su manera, nos demostraron sus cualidades y nos enseñaron a vivir la hipoterapia, proceso donde el caballo se transforma en protagonista, proporcionando beneficios directos a través de su contacto y la característica de su marcha.

Antes de «echarlos a la montura», el tratamiento partió con dos maniobras sencillas muy importantes: acercamiento en suelo y alimentación con la mano, acciones iniciales que permitieron que los niños tomaran confianza, se evaluaran sus miedos y se midieran otros aspectos como coordinación, déficit muscular y equilibrio.

Tras ello se desarrollaron varias actividades, las que en gran medida fueron surgiendo de los propios beneficiados y sus necesidades: al principio guiaron al caballo de tiro, lo que les posibilitó experimentar una sensación de autonomía en cuanto a decidir hacia dónde ir y pudieron forjar liderazgo sobre el animal, mejorando su autoestima.

Después cabalgaron con fines de relajación, lo que les proporcionó bienestar mediante los movimientos de la marcha y el contacto con la piel del caballo; luego, usaron elementos didácticos como pelotas, aros y argollas para trabajar en coordinación, equilibrio y motricidad; posteriormente se desarrolló la cabalgata con manejo de riendas, incrementando su autonomía y los parámetros de coordinación; y finalmente, se trabajó en la conducción del caballo con jinete, lo que desarrolló aspectos de alerta, responsabilidad y proyectó un trabajo grupal que produjo una relación de confianza entre pares.

Más beneficios y beneficiados de lo esperado.

Por una parte están los logros objetivables, aquellos que en hipoterapia dicen relación con mejorar funciones musculoesqueléticas, de equilibrio, coordinación y de lenguaje, existiendo resultados visibles. Y por otro lado están los cambios subjetivos, de conducta y personalidad, avizorados paso a paso, en terreno, que de seguro repercutirán en su vida diaria.

La colaboración que logró el Club Traiguén con las Damas de Lila y la Escuela Especial Las Lilas resultó exitosa en todo ámbito, permitiendo mostrar a la comunidad otra faceta del caballo chileno, exaltando su excelencia y nobleza ya que este proyecto se ejecutó con tres yeguas en trabajo, las que mostraron gran sensibilidad y capacidad de integrarse a la terapia con excelentes resultados.

Pero hubo otros beneficiados directos de la hipoterapia: los socios de la entidad corralera que se abocaron a ella (Roberto Aguilar, Joanna Mena, Héctor Millar, Susana Rose, Víctor Sáez y Karina Yubini), quienes pudieron gozar y percibir la alegría de los niños involucrados, los que en la medida de sus capacidades especiales, agradecieron cada sesión. Una labor que definitivamente se hizo con el corazón.

Hace cinco días, tras seis meses de ejecución, habiéndose cumplido los objetivos y plazos propuestos, todas las personas y agrupaciones involucradas se dieron cita -nuevamente- en las instalaciones del Club Traiguén para poner punto final al Proyecto «Terapia Deportiva con Caballo», una iniciativa que sólo deparó sonrisas.

Publicaciones relacionadas

Deja tu comentario