Política de Bienestar Animal

El miércoles 25 de noviembre de 2015, en respuesta a las exigencias actuales que enfrentan las corridas de vacas, la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno presentó su denominada “Política de Bienestar Animal”.

Los nuevos estándares, anunciados a los presidentes de asociaciones reunidos en el fundo institucional, pretenden resguardar las condiciones de todos los ejemplares, caballos y novillos, que son protagonistas de su calendario oficial de competencias.

Cristián Moreno, Presidente de la Federación del Rodeo Chileno de la época, describió el objeto del encuentro empleando el término sustentabilidad como denominador común del quehacer de su institución. En la ocasión, el mandamás destacó que “realizamos, en general, una actividad que es limpia, que es bien reglamentada y que es ordenada. Pero sin lugar a dudas, siempre hay cosas que mejorar y es ahí donde parte nuestro compromiso”.

También manifestó que dichas directrices tienen un carácter permanente. “Partimos el año pasado (2014) con todo el trabajo que se hizo con el diagnóstico de la situación del rodeo y posteriormente, con la aprobación de varias normas en el consejo de julio de este año, en donde, entre otras, se acordó implementar el sistema de certificación de los clubes, de los rodeos, que es una forma de sustentabilidad en definitiva”.

El dirigente fue enfático al señalar en que todo lo que se ha hecho, va en ese camino: “Todas estas medidas que hemos ido tomando, apuntan en el mismo sentido. Todo lo que tiene que ver con la Política de Bienestar Animal, con la certificación de nuestros rodeos, apunta a la sustentabilidad”. Al término de la cita, los asistentes firmaron la declaración respectiva, comprometiéndose a respetar sus incidencias y a velar por su cumplimiento.

Objetivos.

  • Proteger el bienestar de los animales en los rodeos organizados por un club y/o asociación pertenecientes a la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno, asegurando que los actores involucrados son conscientes de sus responsabilidades con los animales.
  • Proporcionar directrices y normas para asegurar condiciones de infraestructura y de criterios para el manejo y cuidado de los animales antes, durante y después de la competencia.

Principios generales.

  1. Los animales utilizados en el rodeo chileno deben recibir un trato ético.
  2. La Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno promueve entre sus asociaciones y clubes, fomentar el cumplimiento y seguimiento adecuado de las normas que aseguran el bienestar animal.
  3. Todo rodeo federado debe contar con condiciones e infraestructura que minimicen los impactos sobre el bienestar de los animales que participan en un rodeo.
  4. Todos los actores involucrados en la organización de un rodeo (proveedores, organizadores, competidores, jueces), deben cumplir con la legislación vigente que resguarda el bienestar animal.
  5. La Federación promoverá reglas especialmente diseñadas para minimizar el riesgo de lesiones en la competencia y que complementen la legislación vigente.
  6. Los clubes, dirigentes, jueces y competidores deben tener un alto nivel de conocimiento de estas normas y asegurarse del bienestar de los animales utilizados en el rodeo.
  7. Las asociaciones deben vigilar el cumplimiento de las reglas y hacerlas cumplir como sea necesario, además de promover activamente su cumplimiento con todos los involucrados en la gestión de un rodeo.

Evolución e implementación.

Varias regulaciones se han dictado desde la entrada en vigencia de la Política de Bienestar Animal, en aras de cumplir y hacer cumplir los objetivos y principios generales allí consagrados. Por ejemplo, se normó que todos los novillos que se utilicen en cualquier competencia deben tener un peso mínimo de 300 kilos; en caso contrario, fuertes sanciones correlativas fueron establecidas en el artículo 242 del Reglamento.

Por otra parte, la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno tomó la iniciativa de convocar a diferentes organizaciones rectoras con el afán de integrar posiciones en la materia. Debido a ello, se han celebrado múltiples mesas de trabajo con la Federación Nacional de Rodeo y Clubes de Huasos de Chile, con la Federación Nacional de Rodeos Campesinos y con la Federación Intercomunal de Rodeos Criollos, entre otras.

Normas sobre protección a los caballos, capacitaciones para delegados y jurados o la demarcación de líneas previas a las puertas del apiñadero para que los jinetes se detengan evitando que los novillos se estrellen contra ellas, son parte de las acciones que ratifican lo manifestado por Cristián Moreno en el Fundo El Rodeo, en cuanto a que la Política de Bienestar Animal llegó para quedarse y permanecer en el tiempo.