Política de Bienestar Animal

El miércoles 25 de noviembre de 2015, la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno dio a conocer su Política de Bienestar Animal a los presidentes de asociaciones reunidos en el fundo institucional ubicado en Riñihue (Los Lagos), quienes la firmaron en señal de comprometerse a respetar sus incidencias y requerimientos.

Cristián Moreno, máximo dirigente huaso de la época, describió el objeto del encuentro empleando el término sustentabilidad como elemento fundamental del quehacer de la institución. Expresó que el rodeo es en general, una actividad bien ordenada y reglamentada, pero sin lugar a dudas siempre hay cosas que mejorar. Recapitulando lo hecho hasta ese día, el antiguo mandamás reseñó que en 2014 se dio inicio a todo un trabajo de diagnóstico que continuó con la aprobación de varias normas al efecto en el Consejo Directivo Nacional 2015, donde por ejemplo, se legisló sobre la certificación de rodeos, el peso del ganado y la unificación de criterios con otras organizaciones que rigen la actividad.

Objetivos de la Política de Bienestar Animal

Proteger el bienestar de los animales en los rodeos organizados por un club y/o asociación perteneciente a la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno, asegurando que los actores involucrados son conscientes de sus responsabilidades con los animales.

Proporcionar directrices y normas para asegurar condiciones de infraestructura y de criterios para el manejo y cuidado de los animales antes, durante y después de la competencia.

Principios generales de la Política de Bienestar Animal

Los animales utilizados en el rodeo chileno deben recibir un trato ético.

La Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno promueve entre sus asociaciones y clubes, fomentar el cumplimiento y seguimiento adecuado de las normas que aseguran el bienestar animal.

Todo rodeo federado debe contar con condiciones e infraestructura que minimicen los impactos sobre el bienestar de los animales que participan en un rodeo.

Todos los actores involucrados en la organización de un rodeo (proveedores, organizadores, competidores, jueces), deben cumplir con la legislación vigente que resguarda el bienestar animal.

La Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno promoverá reglas especialmente diseñadas para minimizar el riesgo de lesiones en la competencia y que complementen la legislación vigente.

Los clubes, dirigentes, jueces y competidores deben tener un alto nivel de conocimiento de estas normas y asegurarse del bienestar de los animales utilizados en el rodeo.

Las asociaciones deben vigilar el cumplimiento de las reglas y hacerlas cumplir como sea necesario, además de promover activamente su cumplimiento con todos los involucrados en la gestión de un rodeo.

La opinión de Nolberto Castagnoli

En esa oportunidad, Nolberto Castagnoli, Presidente de la Asociación de la época, manifestó que “esto es algo que nos hacía mucha falta; creo que está llegando un poco tarde, deberíamos haber partido antes. Hoy día hemos tenido problemas con algunos clubes donde los rodeos no han sido certificados o al menos, algunos han quedado nulos por deficiencias ya sea de ganado o de organización. Lo que está haciendo la Federación hoy es un trabajo que a nosotros nos hacía mucha falta”.

Acotó que “tenemos que comprometernos mucho más con lo que es la organización y el bienestar animal. Hoy día nos dimos cuenta por lo que nos entregó nuestro Presidente, que no somos bien vistos a nivel país en el aspecto del bienestar animal o cómo estamos tratando a los animales. Tenemos gente que está en contra nuestra y tenemos que asumirlo y ver de qué forma podemos enfrentarlo para poder revertir algo que realmente es complicado”.

En la actualidad

Desde la puesta en marcha de la Política de Bienestar Animal, muchas acciones han sido tomadas y otras tantas exigencias han sido establecidas en beneficio de ella. Por ejemplo, el viernes 10 de julio de 2016, Roberto Rivas, Jefe Técnico de la época, brindó una charla ad hoc a representantes de otras organizaciones corraleras como la Federación Nacional de Rodeo y Clubes de Huasos (FENARO), la Federación Nacional de Rodeos Campesinos (FEROCAM), la Federación Intercomunal de Rodeos y la Federación de Rodeo Campesino Aconcagua.

En los años sucesivos, se ha dictado normas sobre protección a los caballos, se ha establecido severas sanciones para los organizadores de un rodeo en el que se incumpla lo regulado en cuanto al peso mínimo del ganado, se ha capacitado a delegados y jurados con el afán de unificar criterios sobre la materia, entre muchos otros hechos que vienen a ratificar lo manifestado por Cristián Moreno aquel 25 de noviembre de 2015, respecto a que la Política de Bienestar Animal llegó para quedarse y permanecer en el tiempo.

El primer archivo contiene la presentación que se realizó sobre la importancia y las consecuencias de implementar una Política de Bienestar Animal, con ocasión del Consejo Directivo Nacional 2015. Los cuatro restantes corresponden a tres manuales y un instructivo dictados por la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno: el primero, dirigido a los delegados; el segundo, sobre el uso de embocaduras y bozalillos reglamentarios (información contenida en la Circular N° 25/2016); el tercero, también sobre embocaduras pero en su versión definitiva toda vez que se recogieron las opiniones de las distintas zonas del país corralero y de médicos veterinarios especialistas (información contenida en la Circular N° 05/2017); y el instructivo, dirigido al personal que cumple las labores de manejo del ganado en cada rodeo.

Se recomienda revisar las circulares N° 23/2016 y N° 24/2016 pinchando sobre los títulos, que legislan sobre importantes modificaciones reglamentarias orientadas a la protección del ganado. Directamente relacionado con lo anterior, se adjunta la tabla de sanciones para las faltas reglamentarias al artículo 242 del Reglamento de la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno, norma sobre peso mínimo de los vacunos.

Se considerarán agravantes, aumentando en un grado la pena: ganado bajo peso en la Serie Campeones, ganado bajo peso en rodeos de Primera Categoría y series adicionales sin contar con ganado suficiente o bajo peso, en cualquier categoría de rodeo.