Reglamentos

Desde su fundación en 1961, la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno se ha regido por una normativa estricta, mismo camino que ha seguido la Federación de Criadores de Caballos Raza Chilena y más recientemente, la Asociación.

A diferencia de lo que muchos creen, el conocido “Reglamento” de la entidad rectora del rodeo no es un único cuerpo normativo, sino que está constituido por seis distintos que se han ido construyendo desde el primer “Consejo Directivo” realizado en 1962.

Los Estatutos (modificados hace poco para adecuarlos a la Ley N° 19.712 del Deporte), el Reglamento (también denominado “Reglamentos Generales”), el Reglamento de Corridas de Vacas, el Reglamento para el Movimiento a la Rienda, el Reglamento de Control Doping y el Código de Procedimiento y Penalidades (tácitamente derogado tras la reforma de los Estatutos), componen la legislación de la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno.

Por su parte, la Federación de Criadores de Caballos Raza Chilena, institución madre de la crianza y continuadora de la primera entidad rectora del rodeo (la Asociación de Criadores de Caballares), cuenta con cuatro cuerpos reguladores: sus Estatutos, el Reglamento del Registro Genealógico del Caballo de Raza Chilena, el Reglamento de Exposiciones y el Reglamento de Rodeos para Criadores.

Reglamentos de la Asociación.

La Asociación también ha construido una normativa incipiente: en 2008 nació el Reglamento Interno, redactado por una comisión especial integrada por Luis Salvador Fuentes y Robinson Emilio Naour; actualizado, modificado y reeditado en 2016 y 2018, cuya entrada en vigencia fue aprobada en reunión de Asamblea extraordinaria celebrada el sábado 05 de agosto de 2017 en dependencias del Criadero Peleco (Contulmo).

Un año antes, la misma instancia dio su consentimiento al denominado Reglamento Orgánico de Reuniones de Asamblea y de Reuniones de Directorio, creado con el afán de hacer más prolija la deliberación colectiva que tienda a la buena marcha de la Asociación, regulando sus únicas instancias de debate oficial: las reuniones de Asamblea, ordinarias y extraordinarias, y las reuniones de Directorio.